Bodegas Igarmi es la bodega más grande de Cantabria “con una capacidad de almacenamiento de, aproximadamente, un millón de litros”, que la convierte en la empresa vinícola más importante de la región, y una de las distribuidoras de vino con mayor presencia en la cornisa cantábrica.